Frases de esperanza católicas.

Algunas frases de esperanza católicas, ideal para la reflexión y oración de los creyentes.

Si hace algún tiempo publicamos frases del Papa Francisco, cargadas de ilusión y de esperanza, ahora traemos algunas otras frases católicas, de santos y pensadores relacionadas con la religión católica, apostólica y romana. Nos ocuparemos hoy de algunas frases de Martin Luther King, San Juan Pablo II y Santa Teresita de Lisieux.

A pesar de que Martin Luther King fue un pastor estadounidense de la Iglesia bautista o baptista, y por tanto fuera pastor evangélico, muchas de sus ilustres frases fueron muy acertadas y aplicables e inspiradoras para cualquier católico y, me atrevería a decir, para cualquier persona de bien.

San Juan Pablo II, canonizado por el Papa Francisco el año 2014, no requiere presentación. Todo el mundo conoce su carismática vida, entregada por y para la Iglesia desde mucho antes de ser nombrado Santo Padre. Algunos, incluso, hemos tenido la suerte de poder estar cerca, muy cerca de él.

Y por su parte, Santa Teresita de Lisieux es también una popular Santa de la Iglesia católica, que toma el nombre de una bonita localidad del norte de Francia, de obligatoria visita por su impresionante basílica. Además de santa, es Doctora de la Iglesia desde 1997. Muy conocida, sobre todo, por su santa humildad.

Frases de esperanza católicas, San Juan Pablo II, Santa Teresita de Lisieux y Martin Luther King

Frases de San Juan Pablo II, Santa Teresita de Lisieux y Martin Luther King.

Y pasemos ya con las frases de esperanza católicas:

[sociallocker]”Tengo un sueño. Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano“. Martin Luther King.

“Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano”. Martin Luther King.

Cuando repique la libertad y la dejemos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos acelerar la llegada del día cuando todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: “¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!”. Martin Luther King.

Animados por el Espíritu comuniquemos la esperanza“. San Juan Pablo II.

“Responde al odio ciego y a la violencia inhumana con el poder fascinante del amor”. San Juan Pablo II.

Sin la esperanza se apaga el entusiasmo, decae la creatividad y mengua la aspiración hacia los más altos valores“. San Juan Pablo II

Cuando tras fervorosas oraciones a Dios y a los santos no era escuchada, les daba las gracias, a pesar de todo, diciendo: “Creo que quieren ver hasta dónde voy a llevar mi esperanza“. Santa Teresa de Lisieux.

Quisiera yo también encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús, porque soy demasiado pequeña para subir la dura escalera de la perfección“. Santa Teresa de Lisieux.

La Santísima Virgen me demuestra que nunca deja de protgerme. Enseguida que la invoco, tanto si me sobreviene una inquietud cualquiera, un apuro, inmediatamente recurro a ella, y siempre se hace cargo de mis intereses como la más tierna de las Madres“. Santa Teresa de Lisieux.
[/sociallocker]

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *