Frases para el día de las madres

Frases de esperanza te habla sobre el día de las madres.

Las frases que ahora te presentamos están dedicadas cada una de ellas para el día de las madres y te dan la oportunidad de felicitar a esa persona que tanto amas, son ideales para compartir con esas mujeres que nos han dado la vida y que podrían hacer cualquier cosas por nosotros.

Frases de esperanza para el día de las madres

Frases de esperanza comneta sobre las frases para el día de las madres.

En frases de esperanza este día se lo hemos querido dedicar a las madres es por eso que compartimos algunas de las mejores para que se las puedas dedicar en ese día tan especial, espero que sean de tu agrado.

Una madre es capaz de dar todo sin recibir nada. De querer con todo su corazón sin esperar nada a cambio. De invertir todo en un proyecto sin medir la rentabilidad que le aporte su inversión. Una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás lo han perdido. Gracias por ser mi madre.

Madre:
M : Por la M aternidad, el regalo de cualquier mujer y la salvación de cualquier hijo
A : Por el A mor de una madre. Insuperable.
D : Por el D eber, que ella siente, y que pone por delante de su propia felicidad. Y por la D edicación hacia sus hijos.
R : Por ser la R eina de su familia, aunque no se lo mostremos.
E : Porque es E special. Por su amor, por su entrega y por la forma en la que intenta mantener unida a toda su familia.

Mi madre encuentra la felicidad cuando yo la encuentro. Cuando yo vivo algo hermoso, lo vive a través de mi experiencia. Mi madre reza por mí, incluso cuando yo solo rezo por mi mismo. Mi madre me daría el mundo entero si fuese capaz. Gracias Mamá.

Dios no podía estar en todas partes a la vez. Por eso creó a las madres.
Vota esta Frase — Comenta esta Frase
De todos los derechos que tenemos las mujeres, el más grande es ser madre.
El amor de una madre es el combustible que hace que un ser humano logre lo imposible.
En general, las madres y las amas de casa son los únicos trabajadores que nunca tienen días libres. Las madres componen una clase a parte. Una clase sin derecho a vacaciones.
Un hombre quiere a su primer amor más que a cualquier otra, a su mujer mejor que nadie, y a su madre la quiere durante más tiempo que a nadie más.